Ante la amenaza del Huracán Matthew.

El Huracán Matthew ha tenido una trayectoria y comportamiento irregular. De la noche a la mañana se convirtió en huracán, luego se movía a 6 millas por hora cobrando fuerza. Me contaron desde Puerto Rico que a pesar de que pasó a más de 400 millas al sur de la isla sus olas llegaron a inundar áreas del sur de la isla. De igual manera, podemos observar como las ráfagas del viento causaron daños en algunos lugares. ¡Y eso que pasó a 400 millas de distancia!

Amigos, el paso del Huracán Matthew por las islas de Jamaica, Cuba, Haiti y el Sur del estado de la Florida no va a poder ser ignorado. Este huracán tiene ráfagas de viento con una velocidad de 150 millas por hora. Se dice que tiene posibilidad de afectar los Estados Unidos en la próxima semana, y debemos comenzar a vigilar este evento. Si te encuentras en alguna de las áreas cercanas a ese cono de incertidumbre que presentan los meteorólogos comeinza a tomar acción, es lo más prudente. Si pierde fuerza o se desvía no importa que no necesites las preparaciones que hiciste.

Ahora pregúntate, ¿Y si no te prepares y pasa cerca de tu área? Yo siempre recomiendo estar preparado aunque no lo necesitemos. Es major prevenr que tener que remediar. Siento mucha tristeza por aquellos en Haiti, Jamaica, Cuba que quizás ya no tengan tanta oportunidad de prepararse pues ya el paso del huracán es inminente. Es por eso que hago un llamado a los que aún tenemos la oportunidad de prepararnos para que tomemos acción. ¿Qué podemos hacer mientras tanto?

  1. Verifica tus suministros. Si te hace falta rellenar agua, alimentos, baterías, éste es el momento. Cuando los noticieros comiencen a alertar más frecuentemente o los despistados comiencen a prestart atención las filas y las gondolas vacías van a ser la orden del día.
  2. Gasolina- llena el tanque de tu vehículo ahora que las gasolineras no están tan congestionadas. Te aseguro que hacerlo ahora te va a liviar un dolor de cabeza luego.
  3. Agua potable y agua para otras necesidades del hogar – verifica lo que tienes, llena envases vacíos, recicla botellas y vuélvelas a llenar. Recuerda que esa agua no se daña y la puedes conserver para otras emergencias si el huracán no te afectara. Y de todos modos en el peor de los casos te sirve para regar las plantas, así que ese esfuerzo nunca se pierde.
  4. Listado de teléfonos de emergencia – si aún no tienes uno, éste es un buen momento para hacer un listado.
  5. Verifica las rutas para desalojo y practícalas. Si puedes encontrar más de una, mucho major.
  6. Si vives en una zona inundable verifica los refugios cercanos. Habla con la familia y determinen desde ahora cuando es el major momento para buscar refugio alterno y salir del área inundable. Recuerda que muchas veces los que esperan hasta el final para desalojar son los que las autoridades no pueden rescatar pues es muy tarde.
  7. Velas, linternas, iluminación alternativa – verifica lo que tienes y lo que te haga falta. El major momento para salir en busca de estos artículos es cuando el resto de la población aún no está tratando de vaciar las tiendas por el pánico. Prueba las baterías, el generador de energía y asegúrate que estén funcionando. No sea que cuentas con algo que no funciona (me ha pasado muchas veces).

Amigos es tiempo de prepararnos. Si aún no tienes tu kit más básico visita la página de recursos para que encuentres allí un listado de lo que debes tener como mínimo. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Dios los bendiga!

 

Photo Credit: NOAA Satellite images.

 

Leave a Reply

Next ArticleLa falla de San Andrés y el gran terremoto que se predice.