¿Qué saben los gobiernos? La Orden Ejecutiva del Presidente Obama.

Algunos gobiernos alertan a sus ciudadanos, otros no dicen palabra

Ya todos sabemos que los gobiernos de diferentes países han estado alertando a sus ciudadanos para que se preparen para eventos catastróficos. Y claro, con eso vienen las especulaciones de todos los que como yo, leemos y revisamos las noticias mundiales. Pero lo que en realidad nos concierne y nos llama la atención es el hecho de que alertan sin dar una razón válida para que los ciudadanos no tengamos que especular o llegar a conclusiones. Ahora, yo entiendo que prefieren dar una alerta nada específico para no crear “pánico” o al menos esa es la justificación. Realmente como ser humano y como madre muchas veces he hecho lo mismo, no digo nada o digo poco para no preocupar a los demás. Y aunque muchas veces me resulta una buena estrategia, otras veces es todo lo contrario.

En mi opinion, todos los asuntos que conciernen a la seguridad de la ciudadanía se deberían tratar como los huracanes: se da un pronóstico (en éste caso un aviso), se explican todas las posibles consecuencias y claro siempre hacer claro que hay un “cono de incertidumbre” que no nos va a permitir predecir 100% cómo, ni cuando va a suceder. Así se le da la oportunidad a los ciudadanos a que tomen decisions informadas, a que sean ellos los que decidan. Sin embargo, aparentemente es major mantenernos en la ignorancia. Lo peor de todo es que se oculta información para beneficiar a algunos y perjudicar al resto de la ciudadanía.

Me he preguntado por varios meses ¿cómo es que muchos gobiernos anuncian a sus ciudadanos que se deben preparar, pero en Estados Unidos, la tierra de la libertad, la gran nación, no ha alertado a sus ciudadanos de la misma manera? ¿Será que están confiados de sus habilidades para defender la nación? No sé, lo que si sé es que todos los comprometidos con la seguridad pública saben que el objetivo #1 ante cualquier evento es preservar la vida. Y entonces me vuelvo a preguntar ¿qué pasa que nadie dice nada? No por mí, porque yo me preparo pero pensando en que muchos tienen que escuchar información “official” antes de tomar acción.

Las Ordenes Ejecutivas de Barack Obama

En Noviembre del 2013 el Presidente Barack Obama firmó la Orden Ejecutiva para preparar la nación para eventos generados por cambios climáticos. En esa ocasión como respuesta a la devastación del Huracán Sandy. Esto no es nada nuevo, pues la historia ha demostrado que las órdenes ejecutivas, las leyes, y las acciones del gobierno han sido siempre reactivas. ¿Por qué? Muchos alegan que no hay que preparase para lo que aún no ha sucedido. Quizás tiene algo de validez, pero en tiempos de tanto avance tecnológico es un poco ilógico que sigamos siendo una cultura reactiva. Pero volviendo al tema de la última orden ejecutiva, después del Huracán Sandy el tema no se había vuelto a tocar.

Irónicamente, pasamos del no comunicar nada o hacer un aviso formal a una orden ejecutiva. El pasado 13 de Octubre de 2016, el Presidente Obama firma la más reciente orden ejecutiva, pero en este caso tratando el tema del clima espacial, específicamente las tormentas solares.  Una orden  en la cual se dan instrucciones específicas a las agencias pertinentes a preparase. No me queda más que preguntarme, ¿qué saben ellos que no sienten la necesidad de comunicar aún? ¿Qué nos está ocultando? Quizás no sea nada ¡Dios quiera! Pero y ¿qué si es algo? ¿Van a dejar a la ciudadanía a su suerte?

Ya el tiempo nos dará una respuesta, pues aparentemente no la vamos a recibir de los gobiernos. Tú y yo como ciudadanos no podemos esperar, no podemos confiar que nos darán la información necesaria. Tenemos que prepararnos, siempre pensando en que sólo los que se preparan son los que tienen mayors probabilidades ante una crisis o un evento catastrófico. ¿Cómo prepararnos? o ¿Para qué prepararnos? No hay una respuesta clara, pero si quieres mi major recomendación: prepárate para lo peor, pero siempre recuerda pídele a Dios que lo peor que podemos imaginarnos nunca pase.

Si no sabes ¿cómo prepararte? o quizás tienes dudas visita la página de recursos.

El apagón y los que se avecinan… tormentas solares

El tema de este episodio surge casi como un tema obligado, luego de la noticia del apagón general ocurrido en Puerto Rico el jueves 22 de septiembre. Para beneficio de los que no habían escuchado del evento, el pasado jueves 1.5 millones de personas se quedaron sin servicio de energía eléctrica, cuando una de las plantas matrices de energía se incendió causando un colapso general del sistema de energía en Puerto Rico. Muchos estuvieron 48 horas o más sin energía. Ese colapso del sistema de energía resultó en cierre de escuelas, comercios, centros de gobierno. También causó caos en el tráfico, en las gasolineras, y más. Como era de esperarse, sólo los preparados pudieron continuar sus vidas de una forma adecuada.

Este evento le dió la oportunidad a los que se preparan para poner en práctica sus planes de emergencia, identificar las áreas que necesitan mejorar y las áreas que funcionan como esperado. También, despertó la curiosidad en muchos que nunca se habían preparado, o que pensaban que nunca nada iba a suceder. Ahora, yo digo que éste apagón es uno de muchos que puede ocurrir en cualquier lugar del planeta en cualquier momento. Y ahí es cuando llego al tema de las tormentas solares y la energía electromagnética.

Las tormentas solares ocurren frecuentemente en el sol, como un proceso natural. En algunos casos, las tormentas solares causan expulsiones, o explosiones en la superficie del sol. Cuando esas expulsiones violentas están acompañadas por llamas o flamas solares, y energía electromagnética, esa energía liberada puede viajar grandes distancias en poco tiempo. Como consecuencia, esa energía puede llegar hasta la superficie de la Tierra. Esta no sería la primera vez que sucede pues ya se han reportado varios eventos como este:

  1. Evento Carrington- 1859 la tormenta solar más fuerte que se ha sentido en la Tierra hasta el momento. El sistema de telégrafo recibió energía electromagnética causando incendios, fallos en el sistema y pérdidas.
  2. 1970 una tormenta solar causó daños en el sistema de comunicación de larga distancia, causando que ATT tuviera que rediseñar la forma en que funcionaban sus comunicaciones de larga distancia.
  3. Quebec, Canada – 1989 una tormenta solar dejó 6 millones de personas a oscuras por 9 horas reportadas, aunque muchos dicen que duró semanas.
  4. En los años 2000, 2003, 2006 – Tormentas solares cauaron daños a satélites, radio, sistemas de posicionamiento geográfico (gps).

Los gobiernos tienen conocimeinto de todo esto, y han desarrollado equipos para monitoreo de tormentas solares. Pero, el problema se encuentra en que estas tormentas no se pueden predecir. El monitoreo es una herramienta para poder notificar a los ciudadanos pero hasta el día en que ocurra no vamos a estar seguros de si los ciudadanos van a ser informados o no. Claro, debemos recordar que el aviso require que los ciudadanos respondan al riesgo en o menos de 16 horas. Siendo realistas, muchas veces los gobiernos para evitar el caos, prefieren no notificar a los ciudadanos.

¿Cómo uno se prepara para eventos como estos?

  1. Si recibes alerta del gobierno lo primero es desconectar todos los aparatos electrónicos en tu hogar para evitar incendios.
  2. Tener formas de energía alternativa (madera, gas, paneles solares, turbinas de viento, molinos, etc).
  3. Forma para cocinar con gas o madera (leña).
  4. Herramientas manuales.
  5. Forma para potabilizar el agua.
  6. Aspirina, pues energía electromagnética puede causar problemas cardiacos.
  7. Transportación bicicleta, o caminar.
  8. Aprender destrezas que puedas necesitar cuando la tecnología no funcione.
  9. Practicar esas destrezas.

El conocimiento y las destrezas que tengas son tu major aliado cuando la tecnología falla. Comienza desde ahora para que puedas sentirte preparado y puedas estar preparado cuando lo necesites. Practica tu plan, prueba tus equipos, toma acción. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Dios te bendiga.